miércoles, diciembre 21, 2005

por qué?


soy yo la que escribe en el cuaderno y sin embargo, cuando lo voy a leer, las hojas se me presentan por el revés y tengo que adivinar mis palabras por la transparencia o la rugosidad de sus trazos.

lunes, diciembre 12, 2005

antipoesía


cierro los ojos con fuerza
deseo, deseo, deseo
hablar atropelladamente
sin pararme en las comas
y dejando las palabras a medio terminar
porque el beso del poeta me sellara la boca
o me entre el sueño por la mitad

tomo aire

mi cabeza cansada
adormecida sobre tu regazo
tus manos
peines del tiempo
demorándose entre mis canas
por cada una
una historia

pierden la cuenta

miércoles, noviembre 23, 2005

sin foto

Pulgarcito
vació por dos veces sus bolsillos
y no encuentra el camino de casa para volver

en los míos queda todavía/sólo un olorcillo a ajos.

martes, noviembre 15, 2005

sin título



me empiezo a difuminar

tengo un absurdo empeño en mirar atrás

y comprenderme toda, ser todas en una

existe el antes, el después

y el ahora se vuelve un mientras tanto.

sábado, noviembre 12, 2005

viernes, noviembre 04, 2005

mi sonrisa


Hasta ahora no he dicho por qué el título de este blog.
La sonrisa de audrey hepburn.
Podría ser porque admiro a la actriz.
Y así es, la admiro.
Pero hay algo más.
Tiene que ver con algo que me ocurrió cuando era niña. Una niña normal que se creía igual a todas las demás y que tampoco quería ser distinta. Con once o doce años a lo que se aspira (yo, al menos) es a pasar desapercibida dentro del grupo, la mejor manera de ser admitida en él. Había llegado nueva a mitad de curso, libros nuevos, profesores (profesoras) nuevos que ni se preocuparon en ponerme al día, hasta ejercicios de gimnasia distintos que me hicieron temer por la única asignatura en la que pensaba encontrarme a gusto. No me llevó mucho tiempo adaptarme, me prestaron libretas, me enseñaron a hacer el pino, me admitieron en sus juegos... una vez vestida con el mismo mandilón me veía a mi misma una niña más, que no se diferenciaba en nada de las otras.
Hasta que un día, en una de esas filas que para todo era necesario formar, la compañera que estaba detrás me miraba con insistencia, y se reía para mi. Yo también me reí. Y sin más, me dijo, me gusta como sonríes. Por qué, quise saber,cómo sonrío? No sonrío como tú? No, contestó, tú pones los ojos así, y los estiró para dejarlos oblicuos, como los chinos. Creí que me estaba tomando el pelo. Ella tenía unos ojos claros, azules, cerraba mucho los párpados al sonreir, y las pestañas, las recuerdo como si fuera hoy, eran largas y curvas. Ella sí que tenia una sonrisa bonita.
La mía, al parecer, era distinta
No me había fijado en mis ojos. En cuanto pude mirarme al espejo comprobé que sí tenía los ojos algo oblicuos, y al sonreir se notaba más. Observé a las otras y todas tenían unos ojos rectos y su sonrisa no recordaba a los chinos. Ya no volvía a ser como ellas.
Empecé a mirar con los ojos bien abiertos, de modo que quedasen redondos, y a sonreír sólo con la boca, con los labios. Una vez que aprendes luego resulta fácil repetir.

Y así debí de sonreír durante algún tiempo de niña.
Con los ojos serios.
Para no diferenciarme.

Después,sin querer, inconscientemente, le buscaba los ojos a todas las sonrisas. A las occidentales, claro, de las exóticas no me importaba saber. Y un día me encontré con una que me encandiló, y que además tenía algo que me resultaba familiar, pues me miraba con unos ojos no del todo rectos, sinó tirando a oblicuos.

Y sin embargo me seguia pareciendo hermosa, ella, la sonrisa.

No es necesario decir qué le pasó a la mía.;-)))

sábado, octubre 29, 2005

Smoky



Corria la primavera de hace siete años cuando por motivo de trabajo tuve que desplazarme a New Orleans. Habian organizado alli un congreso de bioinformatica en el que tenia que encontrarme con un tal Mr. Z (lo llamaré asi por comodidad). Un experto en bioquimica de origen Sioux con el que tenia que intercambiar una serie de actualizaciones sobre, lo que por aquel entonces, era el anteproyecto del actual IMBM (Integrated Memory Bio-Management). Mr.Z vino a buscarme al Aeropuerto Internacional y desde alli nos dirigimos directamente al laboratorio donde pasamos las siguentes treinta y dos horas. Tuvimos que ordenar, clasificar, resumir, redactar y montar motañas de informacion sobre superconductores, circuitos integrados, celulas neviosas, neurotransmisores, bioreceptores, etc... para que nuestro jefe pudiera exponer, acompañado de una azafata noventasesentanoventa, los resultados que el equipo de investigacion habia alcanzado.

A la mañana siguiente el despertador nos hizo despegar la cara del ordenador portatil y, todavia con las teclas marcadas en el moflete, bajé al Auditorium para asistir a la primera parte del congreso. Me quedé dormido al instante. Durante el sueño tuve una pesadilla: millones de saltamontes devoraban mi Harley Davidson que, no sé porqué, era de un horrendo color naranja. Cuando salimos a comer le conté a Mr.Z cuanto habia soñado y me repondio "Tienes que relajarte amigo, me han hablado de un local a orilla del rio fabuloso. Buen jazz, buen whisky y buenas mujeres dispuestas a hacerte olvidar tu propio nombre. Esta tarde te llevo."

Entramos corriendo en el local mientras el sol se posaba incendiando el dorso del Missisipi y tiñendo de rojo las nubes en el cielo. Los mosquitos en esta época del año son del tamaño de una bellota y carecen completamente de buenas intenciones. Antes de conseguir cerrar la puerta tuvimos que combatir a muerte con una libelula y una vez derrotada nos acomodamos en la primera fila delante del escenario. El cartel del dia era “Smoky & the hummingbirds”. Solo entonces me di cuenta de la calaña que poblaba el bar. Navajeros, alcoholicos desdentados, presos recien escapados, putas, travestis a medio terminar, yonquis y camellos componian la fauna y flora de local. Mr.Z y yo eramos los unicos no afroamericanos pero nadie nos dedico la mas minima atencion. Una camarera con una enorme cicatriz en el rostro vino a tomarnos nota mientras apoyaba una teta de unos treita kilos en el hombro de mi amigo. Esperamos una hora mas o menos y tres copazos de bourbon (mas o menos) antes de que el presentador saltara al escenario, un negro ciego y decrepito que paso un cuarto de hora buscando el microfono. Al final anuncio al grupo de perfil y a grito pelado entre un indiferente aplauso del publico y algun que otro desmayo. Lo que vi a continuacion me suspendio le ultimo trago en el esofago: un gato gris y peludo seguido por tres pajaros carpintero y un hombre de color entraron en el escenario. El gato al saxo, los alados a la percusion y negro al contrabajo atacaron “Autumn Leaves”. Le siguieron una exquisita improvisacion de “Guantanamera”, “Giant Steps” de Coltrane y un medley de “Milestones y When the Saints go Marchin’in” que subio en la atmosfera como una saeta. El saxo tenor jugaba delicadamente con los disciplinados ritmos del bajista y buceaba entre el endiablado repliqueteo que producia el trio percusionista. Pero fue a mitad de “Bye, bye, blackbird” de Thelonius Monk cuando se monto el lio padre. Un tipo delgado y andrajoso, con una gorra al contrario y gafas de sol, subio con una pistola al escenario gritando. Si no tocaban “Like a Virgin” en ese preciso instante haria una carniceria. Alguien lo mando a tomar por culo de manera poco convincente mientras un gordo a mi derecha exclamo “que coñazo de tio, siempre con la misma monserga!” De repente una botella cruzo volando la sala y termino por estrellarse contra la cabeza del bajista que cayo k.o. produciendo un gran estrepito. El tipo del escenario, que era el verdadero objetivo de la accion balistica, se asusto y empezo a tirotear a diestro y siniestro. En un angulo del escenario se vio caer de la silla donde dormia el cuerpo sin vida del presentador ciego y por todas partes comenzo una pelea monumental. Sillas y mesas volaban sin rumbo fijo mientras los gritos de dolor se unian al sonido de huesos rotos. En el palco al desgraciado de la pistola le estaba cayendo una de agarrate y no te menees. Los pajaros carpintero le picaban con saña en la cabeza mientras el gato le rompia el saxo en las costillas. El tipo gordo de mi derecha se puso en pie pistola en mano, pego un tiro al aire y murio aplastado por la lampara que se desprendio del techo. Pero despues de unos minutos de confunsion se abrieron las puertas de par en par dejando paso al que parecia el dueño del tugurio acompañado por seis pitbull. Despues de un cañonazo al aire con una recortada que abatio una camarera y dos percusionistas el propietario se pronuncio con estas esclarecedoras palabras: “Al que se mueva lo dejo seco”. Acto seguido todo el mundo se calmo. Todos menos el gato que en un momento se vio perseguido por dos de los perros, corrio por entre las piernas de los presentes y me salto entre los brazos desde un altavoz. Me miro a los ojos y me dijo “Por favor, ayudame“. Sin pensarlo di un salto mortal hacia atras cai sobre la barra del bar y me deslicé por ella hacia una ventana por donde Smoky y yo escapamos. Mientras corriamos, oiamos los ladridos desquiciados de los pitbull y algun que otro disparo.



Mas tarde sentados a la rivera del Missisipi fumando un cigarro Smoky me confeso que estaba cansada, que queria dejar aquella vida, el Jazz y todos aquellos garitos donde se reunia lo peor de cada ciudad. Le propuse venir a Roma, donde la vida es mas tranquila y la gente cuida mas a sus similares felinos. Aceptò, le di la mano en señal de acuerdo y ella me la masacro. Aun estaba un poco nerviosa.



Desde entonces vive conmigo aqui, en la Ciudad Eterna, rodeada de todas las comodidades que puedo darle. Hace una vida normal alejada de los escenarios pero sin sobresaltos y me ha dicho en mas de una ocasion que no lo echa de menos. Cuando le pregunté el por qué de su nombre me contesto que no sabia si porque su pelo es gris oscuro o porque fumaba dos cajetillas de Lucky Strike sin filtro, un trompetista octagenario que conocio en Frisco de nombre Miles Davies, se lo puso.

(historia en papel mojado, escrita y salvada de las aguas por juan pantano)

sábado, octubre 22, 2005

question


no, me he pasado,
no tiene más vuelta,
ser o no ser es la cuestión,
duda, sufrimiento e incertidumbre.
Así está dicho.

y yo?
estoy segura, o no estoy segura??

en la ambigüedad es donde se libra el combate.

martes, octubre 18, 2005

sonrisa


de pequeña me reía mucho, eso me dicen, y como detalle curioso, mi madre me recuerda que de bebé no sabía llorar
(con ella no había modo)
Quién abonó el terreno para cultivar la melancolía?
Triste melancolía...
Ya pasó.

(la foto? es que estoy vaga para buscar una de audrey)

domingo, octubre 09, 2005

son-risa



al principio, no le daba importancia. En medio de la conversación, de pronto se quedaba callado, me miraba, sonriendo con sus ojos de niño, y me decía sin venir a cuento, "de pequeña eras una niña alegre, siempre estabas contenta y daba gusto estar contigo". "Ahora soy mayor", me disculpaba. "No, ya antes, desde que te metieron en ese colegio de monjas". "Pero si no era de monjas...". "Es igual, desde que te metieron en ese colegio ya no fuiste nunca la misma". "Y como era?". "No sé, más seria...no eras la misma". Yo me reía y seguía hablando de ota cosa.

Pasan los años, y cada vez que nos vemos me lo vuelve a decir. Con las mismas palabras. Y no sé por qué tiene ahora importancia, pero si no me lo dice me falta algo...

viernes, octubre 07, 2005

sunset



esta noche he dormido con calcetines de lana
por la mañana, en el espejo,
me he visto la arruga del entrecejo más marcada
es la estación.

martes, septiembre 27, 2005

destello


El faro, desde un islote rocoso,
emite su señal luminosa a millas de distancia,
aunque el farero ignora que ninguna ruta marítima pasa ya por allí.

Un momento!!
Nadie dice que no tenga sentido

jueves, septiembre 22, 2005

martes, septiembre 13, 2005

no hacer


ya he aprendido a poner un enlace de manera que se abra una ventana nueva. Consiste en añadir target="_blank" a la etiqueta html. Es muy fácil, si no lo he hecho todavía es sencillamente porque en este blog no pongo enlaces.
Y en el otro...está tan lejos.

martes, septiembre 06, 2005

calor



lleva lloviendo toda la tarde cuando, de pronto,
me asalta la sensación de que el sol salió, ayer, anticipadamente para mi.
entonces cierro los ojos
y sus rayos encienden mi rostro desde dentro,
bajo la piel

viernes, agosto 26, 2005

postear



cada post viene a ser como un beso para ti, que me lees, entonces, cómo hacer para que todas las palabras adquieran la misma importancia, ocupen el mismo lugar en la línea, al modo de los sentimientos que explosionan y logran confundirse en el remolino del beso?

jueves, agosto 04, 2005

Soñar y besar



Sueño que beso
un beso
el beso-beso
y el beso.

Sueño
que beso un sueño
de besos.

Las calles estaban mojadas
y nosotros dentro.

domingo, julio 31, 2005

Sonrisa



No comparto esa desmedida afición por lo exótico cuando aún nos queda por vivir la aventura de lo conocido.

domingo, julio 24, 2005

tres más


hablar
como una cotorra cuando tengo algo que decir o con quien me encuentro a gusto
aunque paso bien por una persona tímida y callada.

escuchar
un placer del que no disfruto cuando me encuentro con un pelma.

callar
relacionado con el anterior, he pasado bastantes años de mi vida callada, es decir, concediendo más importancia a las palabras de los demás que a las mías. Su única ventaja es que, a la larga, conduce a la reflexión y te vuelve templada.

(prometo que no callaré nunca más)

viernes, julio 22, 2005

tres verbos de la primera


amar
tanto me eleva como me satisface y me hunde

andar
me centra y me vuelve optimista

bailar
me llena de euforia hasta que me rinde agotada
(con reír también me pasa, pero es de la tercera)

lunes, julio 18, 2005

Sonrisa



Soy exageradamente generosa con el tiempo que le dedico a los demás. Virtud a veces, y defecto otras, cuando lo pierdo sin sentido; aunque siendo consciente, no me importa, porque también se ha convertido en otra vara de medir a las personas.
Que no soy quién para medir a nadie, ya sé..., pero se trata de una referencia como otra cualquiera para apreciar a los otros, y los cicateros con el tiempo, no entran.

Es decir, que mi cuento se quedaría de la siguiente manera:

-ratita, ratita, te quieres casar conmigo?

-dime, y cuánto tiempo estarás dispuesto a perder por las noches?

-todo el tiempo del mundo.

-entonces, contigo sí que me casaré!!!

viernes, julio 15, 2005

por este orden



decepción, tristeza, preocupación
enfado, tristeza, preocupación
tristeza, decepción, enfado, preocupación
tristeza, tristeza,
enfado,
tristeza,
decepción.

lunes, julio 11, 2005

No importa



siguiendo con mis emociones, también se necesita un ánimo especial para escribir. Cualquier cosa que sea, desde una pregunta de examen a una carta de amor, si no lo acompaño con un toque de emoción, me aburre y no me sale.

Y estos días ando muy aburrida. Decepcionada de mi misma. Porque me sé y me conozco y no me puedo cambiar.

El toro soy yo y me resulta difícil agarrarle por los cuernos.

miércoles, julio 06, 2005

Te importa?


Ya he dicho que soy una adolescente emocional.
Necesito de alguien que cuide mis emociones por mi.
Otra cosa es que le haga caso.
O que quiera dejar mis emociones al descuido.

Acaso no me resulta posible controlar mis emociones? Contenerlas?
Sí. Lo he probado y me sale.
Es cuestión de aprendizaje y mucha práctica.
De práctica con la práctica.

Sería un poco más perfecta.
Pero no lo soporto.
Dejaría de ser yo.
Revuelta entre mis vueltas.
A merced de mis emociones.

(y un blog es todo un espacio de libertad para soltarlas)

domingo, julio 03, 2005

Sonrisa


Las interminables y aburridas tardes de los sábados, en el colegio, las dedicaba exclusivamente a dos actividades, el baloncesto y la lectura. Tal vez más al baloncesto. Pero cuando cogía un libro, me sentaba en el suelo y no levantaba la vista hasta que lo cerraba. Quería aprendérmelo todo e incluso me entraba curiosidad por saber si las demás niñas encontraban algo en él que yo no viese. Sentía celos de que otras captasen un sentido más profundo del que yo era capaz de ver.

Tenía una amiga a la que, además de querer, admiraba, y una vez noté que, cuando leía, cada tanto levantaba los ojos del libro y perdía su mirada pensativa en la lejanía.
Interpreté aquella actitud como un descanso que se tomaba para reflexionar sobre lo leído y me propuse imitarla. Incluso me intrigaba el punto en el que se paraba por si era importante y se me pasaba por alto.

Así que, en algún momento, en mis lecturas, comencé a establecer pausas para levantar la vista y perder la mirada en el horizonte, en busca de ese sentido que seguramente se me mantenía oculto.

No dudo de que la actitud resultase fructífera en ocasiones. Tal vez cuando la apliqué al principio. Pero mi mirada enseguida se olvidó de escudriñar conceptos para perderse en sueños, a mil años luz del libro que buscaba entender.

Después, al mirar a mi amiga, comprendía que ya teníamos algo más en común.

sonrisa



he vuelto, hay algo nuevo por aquí?

sábado, julio 02, 2005

sunset

Me he convertido en un sapo
lento, torpe, tonto.
No habrá beso
si acaso
una palada de tierra
que me haga cerrar los ojos
que me impida contemplar la belleza desde mi rincón
y me repliegue en el agujero frío de la roca
fresco y protector
sintiendo como la aspereza de mi piel encuentra su acomodo
agradable.

Fuera, la tierra, mullida y caliente
aguarda
para concederme
su próximo y necesario abrazo de vida.

lunes, junio 27, 2005

No te asomes

No te asomes a ese jardín
ni quieras descubrir sus rosas.
Mueren tras ese idéntico
perfume, igual color,
y la sed llena el vaso.

No te acerques a ese jardín
si quieres que aún existas
y que tu amor de siglos no se apague,
y si amas la esperanza.

Déjalas bajo el sol: búscate dentro
esa otra cosa que renace y muere,
esa flor que sospechas que hay en ti,
esa rosa que fue, pasó, nunca hubo rosas.

(extraño poema, de Angel Crespo, vía Manuel)

viernes, junio 24, 2005

sunset



pongamos que escribir en un blog nos convierte un poco en personajes de novela, entonces,
por qué yo no podría llorar palabras que nadie leyese?

sábado, junio 18, 2005

martes, mayo 31, 2005

domingo, mayo 29, 2005

Susurro



He encontrado unos versos que me hicieron vibrar entonces

y ahora, en el recuerdo.

No los escribiré porque no sería fiel a esto que he dicho:

"Si yo fuera rica me gustaría ser editora, como afición nada más, debe ser fabuloso poder publicar sólo aquello que te gusta, independientemente de que se vendiese o no. No publicaría mucho porque soy muy vaga leyendo, sobretodo, cuando un libro me atrae, alargo la lectura para no llegar al final.

Como no soy ni rica ni editora, el lujo que me puedo permitir es pensar que lo que estoy leyendo y me agrada solo lo puedo leer yo, exclusivamente. Lo que no deja de ser un placer. Imagínate que en un momento de arrebato escribes algo bellísimo, que lo es sólo porque a mi me lo parece, que nadie mas lo leerá nunca, yo lo borro y luego lo olvido.

Es perfecto."

domingo, mayo 22, 2005

Et bon week-end


Je ne pouvais pas me passer sans le dire. J'espère qu'il n'arrive pas trop tard le désir d'un heureux week-end, très très doux sous un ciel tout en bleu.

((()))

miércoles, mayo 18, 2005

recalma


qué hacen lloviendo otoños cuando las hojas revientan en los árboles y aún pelea por germinar la primavera?

sábado, mayo 14, 2005

sonrisa


Hace una semana que camino por el desierto desorientado el viento ha movido las dunas y no sé donde me encuentro tal vez deberia consultar el Gran Mapa pero hay que esperar a la noche y eso aqui es un fenomeno raro un lagarto se ha parado a tomar el sol entre mis pies quien sabe porqué los encuentra tan interesantes yo solo conozco esta parte del desierto pero no estoy segura de su orientación las dunas se me mueven y yo me dejo llevar y es tan real que un día me perdí en una ciudad de aquí del norte y cuando me di cuenta estaba justo en el centro de una rosa de los vientos dibujada en el suelo me parece que lloré la cordura y la locura conviven tambien en los no tan jóvenes a los lagartos les encanta la fruta y la verdura lo sé porque en verano alimento a algunos nos quitamos el sitio mutuamente para tomar el sol (ellos me lo ceden a cambio de un trozo de sandía o de melón).

lunes, mayo 02, 2005

Reginald


Desde que llegué aqui, a la SLRA (Synthetic Life Research Agency), mi mejor compañero ha sido F74/SW2.40B, más conocido como Reginald, mi robot de soporte.

Un robot de soporte no es otra cosa que un androide mecánico capaz de desenvolver las tareas mas básicas del laboratorio. Manejan las sustancias peligrosas, a bajas temperaturas o que requieren cierta precisión, como la separacion de tejidos estaminales que hacemos crecer en la cáscara de los melones.

Con el tiempo le enseñé a desenvolver tareas domesticas elementales como lavar los platos, planchar o venir a despertarme por la mañana, cosa que nunca conseguí hacer yo solo. Ahora trabaja practicamente todo el dia en casa.

Una mañana me despertò y me dijo -Doctor, es hora, debe ir al laboratorio con el Ingeniero Mazinsky - el verbo conjugado en segunda persona de singular me preocupó. Un robot de soporte no comete estos errores, y menos de la serie .40B!. Cuando le interrogué sobre cual podria ser la naturaleza de su malfuncionamento o si tenia poca carga en la bateria me respondió - Tengo que pasar el aspirador, hacer la cama y bajar al mercado a comprar mermelada de krill sazonada. Ha caducado la que quedaba en el frigorífico. - Pude advertir un tintineo de emoción en su display video-receptor.

Desde entonces Reginald ha sido como una madre para mi y yo como un hijo para él. Su vocación de ama de casa queda satisfecha y yo puedo dedicar más tiempo a la reproduccion celular en antimonio liquido del nuevo campeón de melanina sintética. Más resistente a los rayos UVA: hemos tenido al sol dieciocho ratones untados por espacio de dos horas y han muerto menos de la mitad.

Estamos en el buen camino.

(juan pantano)

jueves, abril 28, 2005

esbozo



si yo corro cuando el tiempo me lo exige. No se ralentiza entonces en esos momentos de paz y calma??

viernes, abril 22, 2005

dessertum


......me despertó una voz de mujer que cantaba. En alguna parte, no muy lejos de mi, una joven entonaba un extraño pero delicado canto que recorria el aire refrescándolo. Al abrir los ojos me encontré en un patio lleno de flores tumbado a la sombra de una jacaranda. Habia una fuente, octogonal, en el centro, hecha en azulejos de tonos ocre, y los arcos, pórticos y soportales del patio eran de una elegancia que nunca antes habia visto. Me invadió una increible sensación de serenidad. El canto en árabe de la muchacha, el aroma de las flores y las formas geométricas que esbozaban los azulejos por todas partes hicieron que me sintiera seguro por primera vez en mucho tiempo.

Una mujer anciana, con el rostro cubierto y las manos tatuadas, pasó bajo el soportal a mi izquierda atravesando el patio. Mientras abria la puerta para entrar noté que la voz que cantaba se oia mejor. Sin duda provenia de aquella parte, pero momentos después de que la vieja cerrara la puerta, el canto enmudeció. Fue en ese momento que me di cuenta de no saber como habia llegado hasta alli.

En realidad no recordaba nada de las últimas horas, quizás del último dia, de mi vida. Cerré los ojos pero ninguna imagen me vino a la mente, solo el claro resplandor del sol meridional que brillaba dentro de mis párpados.

Me acerqué a una de las ventanitas enrejadas que habia en los muros que daban al exterior y vi el desierto. Mas desierto y mas inmóvil que nunca, se perdia grandioso en el horizonte como el océano. De repente, un pitido agudo y molesto sonó a mis espaldas. Era F74/SW2.40B, mas conocido como Reginald, mi robot de soporte. Deslizándose sobre sus pequeñas ruedas de goma habia llegado hasta mi sin hacer ruido, pero se habia quedado encajado entre dos macetas de Tuk y el bordillo que rodeaba el patio de inspiración mozárabe. Sacó de uno de sus dieciseis compartimentos un conector RC78 y lo introdujo en una especie de cerradura que habia en la pared, a escasos diez centimetros de donde se habia encajado. De repente el patio arabe se convirtio en mi estudio, la fuente, en mi escritorio lleno a rebosar de apuntes, partes de circuitos electronicos y seis telefonos. Reginald estaba bloqueado entre una papelera que desparramaba todo su contenido por el suelo, un cartón de pizza de algas y el cableado de la impresora de cera sintetica enriquecida.

- Es hora de volver al trabajo, doctor, y quizas tambien de llamar a los bomberos para que pongan un poco de orden en esta pocilga - dijo el robot con su habitual amabilidad.

Fui al baño sin reponder, me miré al espejo y vi que mi unico ojo sano estaba enrojecido y congestionado. - La ultima vez! - dije para mis adentros -, es la ultima vez que tomo esa maldita gelatina de vodka. - Aunque tanto Reginald como yo sabiamos que esta tarde terminaria como la de ayer.

(juan pantano)

domingo, abril 17, 2005

Sonrisa.




me sigo enfadando de una manera irracional, absurda, infantil; en paralelo con mi propia lógica.
Como a estas alturas es un poco tarde para cambiar, me queda buscarle el lado positivo

...y es que suelo recapacitar después.

martes, abril 05, 2005

un poco de rock and roll



Me voy a dejar el pelo largo y rubio
me broncearé cada centímetro de la piel
me quiero comprar un collar con un diente de tiburón.
Sere el surfer mas auténtico de la playa con mis gafas de sol.

(juan pantano)

domingo, abril 03, 2005

Mejor el mar


...sobretodo cuando sopla el viento del norte y el agua está limpia, clara, verde, transparente, y mucho más, pero muy muy fría; tiene que estar tan fría que cuando te dé por la cintura hayas dejado de sentir los tobillos, las rodillas, las caderas. Y sigues metiéndote despacio, que el mar vaya cubriendo los pechos, los hombros, la nuca, de manera que cuando te das cuenta has dejado de sentir tu propio cuerpo y, para entonces, ya no eres tú, sinó el mar mismo.
( Hasta que llegan los calambres, es el momento de salir).

viernes, abril 01, 2005

Oggi...a destra o a sinistra?



...e così, L'uomo in Nero si avvicino allo sportello e e chiese un biglietto.

Già sul treno, attaverso i riflessi della stazione sulla finestra, riuscii a intravedere la figura di lei, quasi eterea, che si avvicinava lentamente alla carrozza tra la folla e il vapore della locomotiva. In mano portava ancora la busta piena di granchi che le aveva regalato. Ci andava matta e lui lo sapeva. Quando arrivò sotto la finestra e vide il suo viso, si rese conto, ancora una volta di quanto la amava, e si fece la promesa di tornare a riprenderla quando tutto fosse finito.

Lei, dentro la tutina blu da meccanico, posai le labbra sul vetro della finestra lasciando nitido il disegno in rosetto del suo bacio d'addio.

Poi il treno cominciò a muoversi separandoli. L'uomo in Nero lasciò spappare una lacrima mentre guardava l'ultima immagine della sua amata: Lì, in piedi, con i capelli ancora disordinati e uno sguardo che avrebbe intenerito un'intero branco di rinoceronti. Con la mano sinistra infilata nella tasca della tuta e con la busta-regalo nella mano destra. Un enorme gatto nero era riuscito a strapparla e litigava a morte contro un decina di granghi, sprarsi sul pavimento in torno a lei.

La prossima volta, se ci sarà una prossima volta, - pensò L'uomo in Nero - glie li regalo surgelati.

(juan pantano)

jueves, marzo 24, 2005

Sueño


...quedaremos en el porche desde que rompa el alba hasta que caiga el último rayo de sol, y así, en ese atardecer violeta, cuando se empiece a sentir el aire fresquito me arrimaré a ti, apoyaré mi cabeza en tu hombro, y dudaremos entre entrar en casa o dejar que el frío se vaya metiendo en los huesos a medida que van asomando las estrellas, y no haya lugar a preguntas...

(antes la foto era esta otra pero ya no se puede ver)

domingo, marzo 20, 2005

Amor amor



como estoy tonta y nostálgica, me pido un amor como éste.
Bello por haber sido y bello por lo que es.
Amor recuperado. Conocido. Confiado.
Dos veces amor.

miércoles, marzo 16, 2005

sábado, marzo 12, 2005

Sonrisa va!!


Qué curioso, esta tarde, paseando por Santiago con mi hijo, dos jóvenes tocaban en la calle para que les echasen monedas, uno de ellos se dirigió hacia mi y me pidió sólo una sonrisa. Como no podía ser de otra manera me eché a reir y me dijo que no quería más, que con eso le bastaba.
Mi hijo me miró asombrado y continuamos riendo.

(me habrán leído el título del blog en la frente?)

lunes, febrero 28, 2005

jlhb


Lluvia que moja las paredes de las casas. Lluvia que llueve sobre la tierra mojada. Lluvia que inunda las calles, las aceras, los parques. Que empapa la ropa tendida, que entra en las casas. Que se precipita a chorros desde cornisas, balcones y tejados, desde cañerías y desagües. Lluvia que moja mis zapatos. Mis pantalones, mi cara y mis ojos.

Lluvia que está por todas partes.

He buscado reparo bajo árboles, toldos, entrantes y salientes, pero me sigo mojando.

Veo gotas de agua en los rostros de la gente. En sus hombros y en sus manos. Hay quien bebe, quien se cobija y quien camina a merced del aluvión como si nada. Quien corre, quien espera. Quien se moja y quien se seca.

Y yo en medio. Pensando, esperando, que mañana salga el sol.

(Juan Pantano)

miércoles, febrero 23, 2005

errática

También me he dormido yo. Me tranquiliza a veces pensar que aquí no entra nadie y puedo decir lo que quiera y soñar lo que quiera porque nadie va a mirar.
Porque ya ha mirado y se vuelve de espaldas para irse, entonces le cojo la punta de la chaqueta, le tiro, eh! ven, que sigo aquí, que esté callada no quiere decir que no esté. O que no quiera que te quedes un ratito conmigo. Siéntate a mi lado, acaríciame el pelo hasta que me cosquillee la piel y se me adormezcan los pensamientos.
Vuelve, no te vayas aún sin leerme para comprobar que sólo duermo, porque las palabras no significan nada, únicamente están aquí por mi.

miércoles, febrero 16, 2005

jueves, febrero 10, 2005

Sonrisa


Tengo esta imagen como fondo de pantalla en mi ordenador desde que abrí este blog. Me atrae esa mirada limpia, directa; el gesto natural.
Un día mis hijos me preguntaron que quien era. Yo, de jovencita, les dije riendo. Lo bueno es que se lo creyeron; y ahora, si les pegunto quién es, me dicen convencidos: tú.

He llegado a la edad en que mi cara ha cambiado tanto que ya pude haber sido cualquier otra.


sábado, febrero 05, 2005

Soppravivere nella siccità


Io, como amante del deserto che sono, ho imparato a vivere nella siccità. Ora che l'acqua mi manca, che il vento non soffia più al mio fianco portandomi sabbia agli occhi, ora che il sole, indifferente,continua il suo corso verso il tramonto, mi sento sempre più pieno. Io so che guardare l'orizonte vuoto, piatto ed sterile, non si fa solo con gli occhi. Alle volte non solo essi servono per vedere: c'e qualcosa nella tua testa che te lo dice, sussurrando, che anche se il cielo è liscio e la terra dorme l'acqua sta arrivando. Là dove le distanze sono giorni, e non metri, tutto ha un suo significato e non si può cambiare.
L'attesa è la vita. E solo chi non attende, chi non ascolta quello che il deserto dice, perde ogni possibilità di sucesso.
Ma la vita continua. Qui nel deserto. Che no è deserto ma vivo, que tu lo guardi e lui ti guarda.
Il deserto.

(juan pantano)

lunes, enero 31, 2005

Sonrisa



El desasosiego de los demás

produce en mí

un sentimiento tranquilizador.

Qué cosa más tonta!

martes, enero 25, 2005

No hace mucho tiempo...



No hace mucho tiempo, yo era una persona distinta. Para bien y para mal.
No hace mucho tiempo que me encontré ante un cruce de caminos y me fui campo a traves empujado por un viento racheado de componente noreste.
No hace mucho tiempo, vi un águila pasar por encima de mi cabeza en busca de una presa. Y tal vez la encontró.
No hace mucho tiempo, los días eran mas largos y ahora tengo que aprender a vivir de noche, con las pupilas bien dilatadas.
No hace mucho tiempo, las cosas que decia para reafirmar mis sentimientos parecian coherentes. Ahora ni pienso en ello.
No hace mucho tiempo, me puse de rodillas para limpiar una mancha de sangre que provenía de mi cuerpo. Y tuve que respirar hondo para no marearme.
No hace mucho tiempo que cambió mi número de la suerte y desde entonces juego sin ganar ni un duro. Pero no pierdo o al menos no me lo parece.
No hace mucho tiempo, me encontré solo en medio de un prado. La hierba era alta y el sol me picaba en la frente.
No hace mucho tiempo todo esto y otras cosas tenian un significado. Ahora no sé que quieren decir pero me da igual.
No hace mucho tiempo, hoy era el futuro. Ahora es el pasado. Y lo que fue o no fue ya paso y no volverá.
No hace mucho tiempo pensaba cosas que ya no pienso, decía cosas que ya no digo y esperaba que el mundo fuera lo que no es.
No hace mucho tiempo, me empapaba bajo la lluvia mientras silbaba una canción. Terminé con fiebre pero no duró mucho.
No hace mucho tiempo mi reloj se paró. Pero ahora funciona de nuevo y no parece molestarle.
No hace mucho tiempo hice una promesa que no cumpliré. Pero eso no cambiará la vida de nadie porque no tenía importancia.
No hace mucho tiempo que me puse a escribir y me quedé dormido. Soñando cosas extrañas pero bellas. Sabiendo que al despertar estaría mejor.

(juan pantano)

sábado, enero 22, 2005

sábado, enero 15, 2005

miércoles, enero 12, 2005

Sonrisa


No tengo muy claro lo que es el arte, junto con la poesía, me gusta encontrármelo o descubrirlo en la calle.
Tropiezo con el arte cuando miro en la acera una tapa de alcantarilla, o un remache de bronce redondo que no sé que pinta ahí, perdido en medio de una loseta.
Cuando entro de refilón en una obra de teatro mal publicitada, en donde hay más actores que espectadores y te encuentras con verdadero teatro, trabajado, vanguardista, poético; después la vuelves a ver, ya reconocida, y no es lo mismo, es un espectáculo más.
Cuando escucho a aquel viejo recitar una poesía infantil, y sentir que es algo único, su rostro, sus ojos, su sonrisa, sus arrugas, sus manos callosas sosteniendo el papel.
La poesía que le leerá su nieto cuando se muera.

No sé si esto será o no arte.
Pero a mi me eleva el espíritu.

martes, enero 04, 2005

Reflexión.



La juventud es ese periodo de la vida en el que uno se debate entre la cordura y la locura sin darse cuenta y todo parece tener una finalidad, un destino, aunque oscuro, y sin definir, sorprendentemente nítido a fin de cuentas.

El problema es cuando alguien te llama abuelo y te das cuenta de que en verdad es tu nieto. Entonces sólo te queda contar historias, sacarlas de tu cabeza como si, al compartirlas, te quitaras algunos años de encima y asi ese destino volviese a cobrar realidad ante tus ojos por un momento.

No es la vejez lo que me preocupa sinó la falta de ella, porque sólo quien ha vivido ciertas calamidades tiene la voluntad de evitar que se vuelvan a repetir.

(juan pantano)

domingo, enero 02, 2005

Sonrisa



Durante algún tiempo guardaba una foto de una viejecita sentada, de perfil, ante una máquina de coser. Le encontraba cierto parecido conmigo y me decía que así me gustaría ser en mi vejez.
Por algún sitio anda extraviada.
Ahora miro otra, de una señora de negro, sentada a la puerta de su casa, con las manos entrelazadas en el regazo, mirando de frente y con la sonrisa en los labios. Así me propongo ser, y con pañuelo, además.
(Es que son una especie en extinción, y no lo digo por la estética, sinó por un modo de vivir que se está extinguiendo también).

Me gusta la vejez. Lo malo es que se me están yendo.